España: Fuegos artificiales
España: Fuegos artificiales
February 26, 2016 0 Comments

El Real Decreto 989/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería, clasifica por primera vez los artificios según su peligrosidad y su nivel de ruido. Las categorías 1, 2, 3 y 4 pasan a denominarse F1, F2, F3 y F4, respectivamente. El uso de la F4 está restringido a los profesionales y las tres anteriores pueden ser utilizadas por cualquier persona mayor de 12 (F1), 16 (F2) y 18 (F3) años con unas medidas mínimas de seguridad que indica el paquete y que, sobre todo, son de «sentido común».

El jefe de la Policía Local, Rafael Rodríguez, eligió la pirotecnia para abrir la exposición sobre legislación y seguridad en los festejos públicos por ser el único capítulo que presenta novedades en su reglamentación. Pocas, en realidad, pero suficientes para refrescar los conocimientos sobre la materia.

Fue el primero y el que menos dudas despertó. Por bajar la redacción legislativa a la calle, «el típico volador tiene que tirarlo un mayor de 18 años y con una distancia mínima de 10 metros respecto al objeto más cercano», aclaró Rodríguez. Viene todo explicado en el envase pero no está de más aplicar el «sentido común», esto es, no fumar durante su manipulación o no hacerlo con niños por la zona.

Si el material pirotécnico pesa más de diez kilogramos hay que pedir permiso a la Delegación de Gobierno y hasta quince kilos se puede transportar en un vehículo particular.

Si es una empresa pirotécnica la encargada de lanzar los artificios, la asociación se puede despreocupar de incluir este concepto en el segurido de responsabilidad civil con el que debe contar cada fiesta.

Fuente: El Comercio

Noticias