Arranca con polémica la venta de fuegos artificiales en Holanda
Arranca con polémica la venta de fuegos artificiales en Holanda
December 27, 2012 0 Comments

La venta de fuegos artificiales a particulares en Holanda, sólo permitida de cara a la Nochevieja, arrancó hoy en medio de la polémica, con un informe que alerta de la peligrosidad de algunos de ellos y una campaña para su prohibición.

Los holandeses únicamente pueden adquirir legalmente productos pirotécnicos en los tres días anteriores al fin de año y en tiendas autorizadas, aunque en el país hay una importante red de distribución al margen de la oficial y muchos ciudadanos los compran en el extranjero, sobre todo en la vecina Bélgica.

Los fuegos artificiales -muy típicos en la celebración de la Nochevieja en el país- sólo pueden ser usados entre las 10:00 horas del 31 de diciembre y las 2:00 del 1 de enero.

Sin embargo, este mes se han registrado hasta 19.000 denuncias por supuesto uso de este tipo de productos en una línea telefónica puesta en marcha por el partido ecologista GroenLinks, que quiere que se prohíba la venta al público.

La mitad de esas quejas, según la prensa, son por el uso de petardos durante la noche, mientras que algunos ciudadanos han informado de daños causados por fuegos artificiales y del estrés provocado a animales en el ámbito rural.

En paralelo, un informe de inspectores públicos ha alertado esta semana de que casi uno de cada cinco productos pirotécnicos importados en Holanda incumple los estándares de seguridad.

Este año, el 18 % de los fuegos artificiales que llegaron a Holanda fueron rechazados por ese motivo, un porcentaje inferior a la media de los últimos años, que se sitúa en torno al 25 %.

Según los expertos, la venta legal sumará este año unos 75 millones de euros, frente a los 70 millones de 2011.

Al mismo tiempo, hay un importante mercado negro y crecen las compras a través de internet procedentes de países como Polonia y la República Checa, que ofrecen productos mucho más potentes que los autorizados en Holanda, según la radio RNW.

Los fuegos artificiales suelen dejar cada año numerosos accidentes durante la Nochevieja, el más trágico en los últimos años registrado en 2011, cuando dos menores de 17 y 13 años fallecieron por la explosión de un cohete artesanal.

Por ello, han crecido las iniciativas ciudadanas para promover su prohibición, como la que actualmente llevan a cabo los ecologistas.

En 2009, una de ellas recogió 65.000 firmas, pero la propuesta fue rechazada por el Parlamento, la misma postura que mantiene el Gobierno, que no tiene intención de terminar con la tradición, según señala RNW.

Fuente: El Universal

Noticias