Historia de Aseret Aleirbag Tapia, mexicana amante de la pirotecnia. Distrito Federal
Historia de Aseret Aleirbag Tapia, mexicana amante de la pirotecnia. Distrito Federal
July 05, 2012 0 Comments

Aseret Aleirbag Tapia mexicana... amante de la pirotecnia, quien a poca edad perdió a sus padres y desde pequeña es una apasionada de los fuegos artificiales.

Aseret Aleirbah Tapia, soy una joven mexicana de 20 años, nacida en la bellísimo Distrito Federal, cuando nací, mi madre falleció, así que nunca la conocí más que en fotografías, viví con mi padre, toda la infancia, pero cuando yo tenía 7 años, el falleció, ha sido el golpe más fuerte de mi vida; quede huérfana a los 7 años. Mi padre era un pirotécnico que amaba y cada día luchaba por ser mejor, un día como cualquier otro llegó a su taller en Tultepec y desgraciadamente, ese día explotó, de esa forma, perdí a mi héroe, a mi mejor amigo, a mi guía y a la persona que más quería.

A los 7 años de edad, mis tíos y mi abuelita Doña Gabina Tapia se volvieron mi familia, con ellos empecé una nueva familia, y a esa edad descubrí mi pasión por la pirotecnia, me gustó ver como trabajaban mis tíos y mi abuelita, así que yo empecé a torcer cartón para la luz, por sus efectos de la pólvora y actualmente estoy trabajando con ellos, les ayudo a forrar bombas, a cargar luz y en el armado de castillos.

Toda mi familia se dedica a la pirotecnia, somos gente muy honesta, responsable, trabajadora y que siempre busca ayudar a los demás.

Mi abuelita y mis tíos hacen judas para la semana santa de cartón y de carrizo, todos los días vamos a los talleres de Tultepec a trabajar, a realizar lo que más nos gusta.

Puedo compartirles que mi mejor experiencia con la pirotecnia fue cuando por primera vez vi que prendían los fuegos artificiales, mi cara fue de asombró, grité de la emoción y en ese momento me di cuenta que la pirotecnia era para mí; pero así como he vivido muy buenas experiencias con la pirotecnia, la peor para mi, fue la pérdida de mi padre, una situación que es difícil superar.

Mi objetivo en la vida es ser maestra de pirotecnia, la mejor, por eso cada día trato de aprender, de esforzarme, de conocer más allá de lo que veo.

Mi abuelita, Doña Gabina Tapia, tiene miedo de que me pase lo mismo que a mi padre, pero yo pienso que actualmente la pirotecnia está dando nuevos giros en los cuales implementan nuevas tecnologías que vuelven una industria más segura. Esta industria necesita más cursos que nos permita crecer como pirotécnicos, y México, está escuchando estas sugerencias, ya que esas acciones se están realizando.

Soy una mujer pirotécnica, que busca crecer a base de consejos y escuchando a las personas que tiene años en esta industria, una mujer sensible que lucha ante todo para lograr sus metas, pero siempre con humildad y responsabilidad.

La pirotecnia para mí es un arte, demuestra la belleza del color y efectos que tiene un solo resultado: alegrar a la gente.

Noticias