ILUMINA A LONDRES EMPRESA ZACATECANA
ILUMINA A LONDRES EMPRESA ZACATECANA
July 01, 2013 0 Comments

El 27 de julio de 2012, al concluir la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos, una serie de fuegos artificiales alumbraron el cielo de Londres; esa misma noche, en California, Estados Unidos, otro espectáculo pirotécnico daba fin al desfile del principal parque de diversiones del mundo. Más temprano, en México, la Comisión Federal de Electricidad realizaba estudios de geotécnia con pequeñas activaciones para proyectar grandes obras de ingeniería.

Esos tres eventos tienen un punto de convergencia: en cada uno de ellos emplearon tecnología mexicana para su correcto funcionamiento. La empresa PyroSmart es la responsable de la producción del cerillo electrónico (J-Tek), con que sincronizaron los fuegos artificiales del evento olímpico, y del fragmentador de roca con activación electrónica (Pyroblast) empleado en distintas obras civiles.

Lo destacado de esta firma zacatecana es que sus productos, con calidad de exportación, son el resultado de un cambio estratégico realizado una década atrás, como parte de la reestructuración que tuvo a la innovación como punto medular.

Aún más notorio es el hecho que PyroSmart es una pequeña empresa con amplio sentido social, pues además de que un porcentaje importante de su personal son mujeres, recientemente abrió su nueva planta de manufactura en la comunidad de Nuevo Mundo, en el municipio de Ojocaliente, uno de los más pobres del estado.

La historia de PyroSmart data de la década de 1960, cuando con otra razón social se dedicaba a la comercialización de explosivos para la minería. Sin embargo, a partir de la década pasada, decidió pasar de una empresa comercializadora a una de base tecnológica, y comenzó a desarrollar productos propios y hacer mejoras tecnológicas a otros más que ya existían en el mercado.

Pero el desarrollo de tecnología propia no es sencillo ni barato, y eso fue considerado por Alejandro Mantecón, director de la empresa, al tomar la vinculación con instituciones de educación superior, entre las que figuran la Universidad Autónoma de Zacatecas, como el camino para innovar en procesos y productos.

Gracias a esas alianzas y al desarrollo propio, hace un par de años obtuvo su primer patente internacional con el fragmentador de roca Pyroblast, el cual actualmente se fabrica en Panamá, Brasil, y se espera que este año inicie su manufactura también en Sudáfrica. Para ello, la empresa se ha acercado a los consejos zacatecano y nacional de ciencia y tecnología (Cozcyt y Conacyt, respectivamente), así como a la Fundación México-Estados Unidos para la Ciencia, a fin de promover su exportación.

"El Pyroblast es un fragmentador de rocas de bajo nivel de vibración y con alto control que no deja gases tóxicos ni genera vuelo de partículas. Este producto incluye la activación electrónica que permite realizar una secuencia de periodo de retardo de las activaciones, y hemos desarrollado un sistema de control para que, en caso de robo o extravío, el equipo no puede ser usado como activación de otros productos como los explosivos, explicó Alejandro Mantecón.

En cuanto al cerillo electrónico (J-Tek) empleado en la inauguración y clausura de los de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, refirió que se trata de un iniciador electrónico que además de su uso en pirotécnica tradicional también tiene aplicaciones militares, por lo que este producto se exporta a más de 12 países, y entre sus principales clientes figura la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio y el ejército estadunidense.

Oportunidades de la pirotecnia

Para el director de PyroSmart, la experiencia obtenida con su producto en los Juegos Olímpicos es un ejemplo del nicho de oportunidad que pueden ser los fuegos artificiales para México. Se estima que en el país existen alrededor de 40 mil personas dedicadas a la pirotécnica tradicional, los cuales pueden ser proveedores del principal mercado mundial (Estados Unidos). Sin embargo, la falta de estándares de calidad e innovación en los productos coartan el crecimiento de esa industria.

"Este sector (pirotecnia tradicional), que es relacionado con atraso y riesgo, podría convertirse en un nicho importante de oportunidad si se apoya a los pequeños productores de recursos tecnológicos. De ahí la importancia de que las instancias como los consejos estatales de ciencia y tecnología contribuyan a vincular al sector académico con empresas relacionadas con esta materia, puntualizó Alejandro Mantecón.

Héctor de la Peña

Fuente:

Noticias