La Eurocámara aprueba nuevas normas estrictas para fabricación, venta y uso de pirotecnia
La Eurocámara aprueba nuevas normas estrictas para fabricación, venta y uso de pirotecnia
May 21, 2013 0 Comments

BRUSELAS, 22 (EUROPA PRESS)

El pleno del Parlamento Europeo ha dado este miércoles su visto bueno a las nuevas normas con las que la Unión Europea introduce requisitos más estrictos para la fabricación, venta y uso de artículos pirotécnicos, con el objetivo de reforzar la seguridad de los consumidores, aclarar las responsabilidades de las empresas y mejorar los controles de las autoridades.

Entre las novedades, la directiva establece cuatro categorías según la peligrosidad y nivel sonoro de la pirotecnia para las que se exigen distintas edades mínimas para su uso, si bien deja libertad a los Estados miembros para revisar a la baja tales límites de edad.

Así, las autoridades nacionales podrán "aumentar la edad mínima cuando lo justifiquen motivos de orden público, seguridad o salud" y "también reducir esta edad para las personas formadas profesionalmente o que sigan una formación", según ha explicado la Comisión Europea.

De este modo, los petardos y demás productos de "muy baja peligrosidad y nivel sonoro insignificante", utilizados en zonas delimitadas, se clasifican como "F1" y no se permitirán a menores de doce años.

Le siguen las categorías "F2" para los de "baja peligrosidad y bajo nivel sonoro", también en zonas delimitadas, y las categorías de mayor riesgo, para las que se prohíbe el uso a menores de 18 años, que son la "F3", con "peligrosidad media y nivel sonoro no perjudicial para la salud humana", y la "F4", exclusivamente autorizada a profesionales por ser "de alta peligrosidad".

Los cambios en la normativa europea, pendiente aún de que en breves fechas el Consejo los ratifique para ser efectivos, afectan sobre todo a las reglas para la fabricación y venta de pirotecnia y exigen etiquetas e instrucciones "más claras" y en las lenguas de los Estados miembros en donde se vendan los productos. Los artículos que cumplan estos estándares llevarán el sello CE y los fabricantes deberán conservar durante diez años toda la documentación.

Bruselas sostiene que este acuerdo permitirá agilizar la adopción de las normas menos exigentes para sectores como los instrumentos de pesaje de funcionamiento no automático, los instrumentos de medida, los recipientes a presión simples, los ascensores, los explosivos con fines civiles, el material eléctrico y los aparatos para uso en atmósferas potencialmente explosivas. Además defiende que armonizará la reglamentación y evitará la fragmentación y la aplicación de "requisitos contradictorios o redundantes", con lo que se reducirán los costes que afrontan las empresas.

"Los fabricantes tendrán mayor seguridad jurídica, organizar mejor los procesos de fabricación, mejorar la calidad y seguridad de sus productos e invertir en innovación", ha celebrado el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Industria, Antonio Tajani, tras el voto favorable de la Eurocámara.

En lo que se refiere a las empresas, los cambios ofrecen "responsabilidades más claras" para los fabricantes, importadores y distribuidores de productos de consumo, pero también la posibilidad de emplear mayores medios electrónicos para demostrar el cumplimiento de la normativa.

Además se refuerza el sistema de trazabilidad para "seguir la pista de los artículos defectuosos o no seguros" y se prevé que las autoridades nacionales de vigilancia estén mejor equipadas para combatir las importaciones peligrosas de terceros países.

Fuente:

Noticias