La exportación de pirotecnia, una oportunidad extraordinaria.
La exportación de pirotecnia, una oportunidad extraordinaria.
November 10, 2013 0 Comments

Las cifras del mercado más importante de pirotecnia en el mundo son apabullantes, mientras que en en año 2000 se consumieron mas de 152.2 Millones de Libras, el equivalente a 68,946 Toneladas Métricas de productos pirotécnicos, en el año 2009 se consumieron más de 213.9 Millones de Libras o el equivalente a 97,023 Toneladas Métricas. Un incremento del 40.7% en tan solo 9 años según la American Pyrotechnics Association.

En términos monetarios, los números son aún más reveladores, en el año 1999 las ventas derivadas solamente de los productos pirotécnicos de espectáculos y de consumo personal superaron los $425 millones de Dólares. Pare el año 2010 el volumen de operaciones de ventas superó los $952 millones de Dólares, un incremento de más del 124% en 10 años que gracias a las importantes medidas tomadas por las empresas, los organismos y asociaciones y las entidades del gobierno lograron disminuir un 90% las lesiones ocurridas por el uso de la pirotecnia en los últimos 30 años hasta niveles de una lesión por cada 142,000 personas en estados como Minnesota. Muy por debajo de otras actividades en un país con una incidencia de 56.6 lesiones por cada 100,000 habitantes.

Para darnos una idea del tamaño de este mercado tomemos un ejemplo: tan solo TNT Fireworks del Grupo Anderson cuenta con más de 278,709 Metros Cuadrados en 75 puntos de distribución y almacenaje de instalaciones para productos pirotécnicos de consumo. ¿Sorprendente verdad? Pero, ¿con cuánto de este impresionante mercado participan los pirotécnicos de América Latina? con muy poco. Salvo algunos excepcionales casos los pirotécnicos han incursionado de manera lenta y no consistente en la exportación de productos para el mercado de los Estados Unidos. México, como ejemplo, un país con una inmejorable localización que podría suponer mejoras sustantivas de logística ha sido incapaz de sostener exportaciones consistentes de productos para esta industria. Salvo la exitosa manufactura de cerillos eléctricos J-Tekrealizada por MJG Technologies en Zacatecas no existen otros ejemplos permanentes de una cultura de exportación ni una experiencia consistente de comercio internacional destinada a su vecino del Norte.

¿Cuáles son entonces los obstáculos que enfrenta el sector para el aprovechamiento de este mercado? Son varios, por una parte no existe una vocación por participar de manera seria en la venta de productos para exportación. Derivado de la falta de conocimiento para la obtención de las certificaciones y aprobaciones, de la falta de laboratorios de certificación o Autoridades Competentes y de la falta de sistemas de gestión de calidad y trazabilidad los pirotécnicos parecen estar condenados a seguir compitiendo en un mercado interno que si bien es interesante mantiene dos riesgos sobre si: los productos chinos y la guerra de precios.

Sin embargo nunca antes había existido una oportunidad tan clara, como ahora, para los productores de pirotecnia de Latino América. China enfrenta sus propios desafíos. Por una parte, el mercado interno de China ha crecido, trayendo como consecuencia el consumo de pirotecnia en el interior de este enorme país lo que ha provocado que muchas plantas orienten su propia producción a este mercado sin las complicaciones de logística que el transporte a los Estados Unidos significa. Por otra parte, los operadores y trabajadores de la industria pirotécnica tienen otras opciones de empleo, como por ejemplo manufacturas de ensamble electrónico, que supone mejores niveles de ingresos y menores riesgos. Esto ha provocado que los precios de los productos chinos hayan tenido incrementos graduales durante los últimos años.

Adicionalmente, el transporte de bombas con diámetros mayores a 8 Pulgadas ha cambiado y ahora se ha catalogado de manera distinta ocasionando ó que en los embarques procedentes de China se etiqueten de manera irregular, para superar la restricción de transporte por su clasificación o la búsqueda de alternativas en las que los pirotécnicos de México podrían suministrar estos productos con condiciones únicas favorables para ellos.

Aunque aun incipientes, algunas señales de la proveeduría o de la inigualable oferta china podrían estar generando preocupaciones a las grandes corporaciones de los Estados Unidos quienes deben garantizar sus insumos. Es evidente que México tiene grandes fortalezas al respecto: los horarios son semejantes, los costos de mano de obra son extraordinariamente competitivos (cerca de US$1.19 por hora incluyendo prestaciones de ley y seguridad social), las leyes -incluyendo las impositivas- protegen la inversión exterior, la estructura carretera es adecuada lo que brinda ventajas significativas de costo de fletes, los días festivos son similares al de los Estados Unidos y son mucho menores los tiempos y costos de traslado de personal ejecutivo de los Estados Unidos a México para supervisión de instalaciones que a China.

Sin lugar a dudas las manufacturas de pirotecnia en México podrían suponer periodos de compra mucho más ágiles para las empresas de Estados Unidos, menores niveles de inventarios, mayor rotación de los mismos, menor añejamiento de los productos, menores niveles de inversión y costos de seguros.

Sin embargo existen elementos que pueden ser un freno a esta oportunidad. Los costos de las materias primas, su calidad y su homogeneidad. En resumen: la seguridad de suministro de insumos consistentes y competitivos. Por otra parte es indispensable el apoyo de las entidades de gobierno y organismos para hacer mucho mas competitivo el sector, transformando éste de una industria estigmatizada y restringida a una actividad apoyada para crear cadenas productivas.

Existen ejemplos de la extraordinaria capacidad de los maestros mexicanos para la creatividad, la innovación y el desarrollo: los castillos pirotécnicos. Una emblemática estructura dinámica de fantástico colorido y belleza que, por cierto, debe ser apoyada para convertirse en Patrimonio Cultural de la Humanidad. Así como los pirotécnicos de las distintas regiones de México han sido capaces de sobresalir en esta compleja pero fascinante manufactura de los Castillos es entonces posible que la automatización, el equipamiento, la capacitación y la educación, así como nuevas alianzas estratégicas que aporten tecnologías, mercado, conocimientos y equipos o recursos, tengan un espacio para el aprovechamiento de los mercados y de las oportunidades de negocio que se están presentando.

Lo importante es iniciar. Ahora es el momento.

Alejandro Mantecon

alejandromantecon@me.com

Noticias