Los líderes pirotécnicos mexicanos, pasarela de egos
Los líderes pirotécnicos mexicanos, pasarela de egos
February 21, 2014 0 Comments

México tiene un alto potencial tecnológico y una industria de la transformación cada vez más eficiente. El potencial exportador del país sustentado en su competitividad, en su ubicación estratégica, en la certidumbre de sus leyes, en la protección intelectual e industrial, en los tratados de libre comercio vigentes así como también en una extraordinaria cultura de trabajo queda demostrado en interesantes ejemplos de liderazgo mundial como la producción de autos, televisores, teléfonos inteligentes y equipos médicos de alta innovación tecnológica.

Por su parte la industria pirotecnia a nivel mundial, aunque con ciertos productos y métodos de uso que generan controversia, se abre paso en nuevas aplicaciones industriales, aeroespaciales, agrícolas, automotrices así como también para uso personal y de espectáculos únicas. El cambio es extraordinario. Mientras que China, el gigante en la pirotecnia concentra el 60% de la producción tradicional mundial, empresas como CIL/Orion de Canadá o Lacroix de Francia se han rediseñado para atender la creciente demanda de productos pirotécnicos para usos militares y aerospaciales de alta tecnología alejándose de sus orígenes. Con productos diferenciados y con altas especificaciones de calidad estos productos tienen un atractivo margen de contribución ofreciendo negocios más redituables en nichos de mercado emergentes.

En este contexto, ¿cuál será el papel de los líderes pirotécnicos en México? el escenario más probable es que continúen en una guerra de egos trabajando de manera individual fabricando productos tradicionales, con baja rentabilidad. Este entorno, con fuertes dosis de desgaste, puede sin embargo lograr algunos niveles de exportación entre los que se encuentra como ejemplo el esfuerzo de Pirotecnia México con Next Fx de los Estados Unidos.

Sin embargo este caso conlleva una fuerte dosis de riesgo para la industria en su conjunto. No solo no existe un solo programa en ninguna institución del país que permita a las empresas mexicanas pirotécnicas unir o facilitar esfuerzos para exportaciones consistentes, no existe tampoco la cultura de desarrollo de consorcios para la manufactura de componentes para generar cadenas de valor, tampoco existe ningún laboratorio de certificación internacional para productos pirotécnicos que permitiría clasificar, homologar y asegurar procesos y calidades. Con tan solo estas pocas ilustraciones puede suponerse que el trabajo a realizar de manera individual para aquellas empresas que desean innovar, requisito indispensable para el aprovechamiento de los nuevos mercados, es enorme.

Pero la verdadera espada de Damocles lo constituye el uso político de los riesgos y peligros de la pirotecnia, como sucede en muchos países de Latinoamérica, con lo que además del costo de una legislación obsoleta, de una discrecionalidad en la aplicación de criterios por parte de las autoridades, y de una falta de capacidad para entender y apoyar la competitividad de la industria mexicana el entorno para las empresas podría no ser alentador.

Como muestra basta un botón: la minería en México, después de un periodo de claras señales del advenimiento de movimientos sociales y ambientales contra esta industria en el mundo, que fueron ignorados en su momento, hoy la industria minera en el país tiene un grave problema a resolver que implica nuevos riesgos y costos de operación que ponen en duda algunos proyectos.

La paradójico de todo esto entonces es que mientras existen grandes oportunidades para que México pueda constituirse en un modelo de transformación tecnológica en la industria pirotecnia suministrando productos de alto valor agregado al mercado más grande del mundo, con una ventaja competitiva extraordinaria: su localización geográfica, los líderes de la industria permanecen aletargados en una zona de confort que pronto podría desaparecer.

Veamos un caso más, el 27 de enero del 2013 en la ciudad brasileña de Santa María un incendio en la discoteca Kiss provocado por el uso de pirotecnia terminó con la vida de 245 jóvenes. ¿Cuál fue la respuesta de los pirotécnicos brasileños a semejante tragedia? La unión. Jorge Filho Lacerda emitió a nombre de todo el gremio pirotécnico del país un comunicado en el que expresó su dolor solidarizándose con las familias afectadas, explicó el accidente y las fallas que lo ocasionaron y compartió el compromiso y las tareas de la industria en su país por adoptar las mejores prácticas y procesos para hacer seguro el uso de la pirotecnia con lo que no solo evitó el linchamiento de la actividad pirotecnia en el país carioca sino el reconocimiento de la opinión pública al trabajo y profesionalismo de su sector productivo.

Admirable.

Esta misma admiración merece también el esfuerzo de algunos líderes latinoamericanos entre los que destacan Mario Sorto de El Salvador, John Sanafria de Ecuador, Gianfranco Trigilio en Panamá, Jesús Velázquez de Colombia, Howard Diaz Wilson de Bolivia y Angel Torres de Puerto Rico por dedicar su tiempo y su trabajo a elevar los estándares de seguridad en sus países. Este trabajo suyo es emulado por muchas otras personas en distintos países de nuestra América.

En México la formación de asociaciones que solo han demostrado su inoperancia o solicitar mayor involucramiento de las autoridades regulatorias mediante nuevas leyes son fórmulas que no contribuyen en lo absoluto a resolver las condiciones de oportunidades y riesgos existentes. Lo realmente necesario es que los líderes de la industria puedan unirse para diseñar las estrategias vitales de comunicación de la industria para la opinión púbica, fortalecer el crecimiento de la actividad mediante la obtención de estímulos y fondos para la innovación y transformaciones tecnológicas requeridas, del involucramiento de PROMEXICO para la creación de misiones comerciales que sirvan para el establecimiento de alianzas estratégicas, y la realización de negociaciones de la Secretaría de Economía con Washington para la inclusión de los productos en la versión actualizada de su Sistema General de Preferencias que genere como resultado la obtención de los DOT Approvals para productos mexicanos.

La pregunta continúa en el aire, ¿cuál será el papel de los líderes pirotécnicos en México?

Por: Alejandro Mantecón

alejandromantecon@me.com

Noticias