Más de diez toneladas de pólvora arderán en la ciudad durante los días de fiesta
Más de diez toneladas de pólvora arderán en la ciudad durante los días de fiesta
June 19, 2012 0 Comments

SYLVIA ESCRIBANO- La pólvora es, junto con los monumentos, la música fiestera y las bellezas, uno de los grandes protagonistas de las de Hogueras. De hecho hasta que finalicen las fiestas se quemarán más de diez toneladas de pólvora entre mascletás, castillos de fuegos artificiales y los petardos que dispensarán las 14 casetas que se repartirán por las calles durante estos días y los cuatro establecimientos especializados que hay en la ciudad. Según los vendedores consultados, en el mercado ilegal se podrían vender otras tres toneladas de material pirotécnico durante estos días.

El gerente de la pirotecnia l"Alacantina de Focs i Artifici -la única de la ciudad y una de las cuatro de la provincia- y presidente de la asociación provincial de vendedores, Pedro Luis Sirvent, señaló que sólo en las mascletás de mediodía y las nocturnas se quemarán alrededor de 1.650 kilos de pólvora, algo menos que durante el año pasado por las restricciones de la nueva normativa. En cada mascletá, según apuntó, se utilizan en torno a 150 kilos de pólvora y hay seis diurnas que se lanzan desde la plaza de Luceros además de otras cinco nocturnas que ya se han disparado en diferentes distritos fogueriles.

Esa reducción se compensa con los más de 3.000 kilos de pólvora que, según Sirvent, prenderán durante los castillos de fuegos artificiales que se lanzarán desde la playa del Cocó durante los días 25 y 29 de junio. Según explica Sirvent, en cada uno de estos espectáculos pirotécnicos se queman entre 500 y 600 kilos de pólvora. De esta forma, entre mascletás y castillos de fuegos artificiales se prenderán más de 4.500 kilos de pólvora.

A ellos hay que sumar los aproximadamente 6.000 kilos de material pirotécnico que se pueden llegar a vender en las casetas temporales y en las cuatro tiendas permanentes de pirotecnia que existen en la ciudad. Una de ellas la dirige Sirvent, quien afirma que cada uno de los cuatro establecimientos permanentes puede vender en torno a 500 kilos de material pirotécnico a particulares y a las comisiones durante las fiestas. Además, señala que cada caseta temporal puede dispensar alrededor de 300 kilos estos días.

Estas casetas únicamente pueden almacenar 30 kilos de material por motivos de seguridad, como recuerdan desde la Concejalía de Ocupación de la Vía Pública, que señala que no obstante pueden ir reponiendo siguiendo estrictas medidas de seguridad.

No obstante, Sirvent advierte de que alrededor de otras tres toneladas de petardos se venderán ilegalmente en las calles de la ciudad, lo que conlleva una competencia desleal y un problema de seguridad.

LAS CASETASHistoriador Vicente RamosPlaza de EspañaPadre Esplá con Bulevar del PlaPlaza de Navarro RodrigoAvenida Pintor Pérez GilAvenida Costablanca con SaladreAvenida Doctor RicoPlaza de Joaquín María LópezPlaza del SolPlaza de AméricaPlaza de San BlasGeneral EsparteroPlaza de la CruzJaime I con avenida de Novelda

Bombitas, volcanes, supermasclets y cajas chinasEl propietario de Pyro Shoping -una de las cuatro tiendas permanentes que hay en la ciudad-, Pedro de Gea, señala que durante estas fiestas los productos pirotécnicos más demandados suelen ser los de menor potencia como las "fuentecitas, los volcanes o las bombitas". Explica que muchos padres adquieren algunos de los productos de baja potencia como las bombitas para que los utilicen sus hijos, puesto que está prohibida su venta a menores de 14 años.

El pirotécnico José Luis Sirvent señala que es a partir de los 14 años cuando se pueden adquirir algunos tipos de pirotecnia de escasa potencia, como las bombitas, y a partir de los 16 algunos petardos de pequeño calibre. Con más de 18 años se puede adquirir cualquier tipo de petardos.

De Gea indica que otros de los productos más demandados son los petardos denominados supermasclets o los chinos. Según afirma, en su tienda ha detectado un ligero descenso de las ventas de los petardos de gran potencia debido, asegura, no tanto a la crisis, sino "a una mayor concienciación con las medidas de seguridad".

El precio del material pirotécnico puede ir "desde uno o dos euros de los productos para niños hasta los cien que cuesta una caja china", asevera. Los días de fiesta representan el mayor periodo de facturación para los vendedores de pirotecnia de la ciudad de todo el año, de ahí su denuncia de la venta ilegal que suelen realizar grupos organizados sin autorización. Para el colectivo, el año pinta bien, puesto que "hemos visto como en las fallas de Valencia se vendía igual pese a la crisis y esperamos que aquí ocurra igual", afirma.

Fuente: diarioinformacion.com

Noticias