Más de una tonelada de pólvora para casi media hora de fuegos artificiales sobre Gijón, España
Más de una tonelada de pólvora para casi media hora de fuegos artificiales sobre Gijón, España
August 14, 2013 0 Comments

Pirotecnia Pablo ofrecerá a partir de esta medianoche un espectáculo en el que se quemarán 1.284 kilos de pólvora en sólo 27 minutos. José Manuel Fernández, gerente de la empresa de Cangas del Narcea, afronta un año más lo que considera un gran reto en el que esperamos subir aún más el listón.

La firma pirotécnica ha diseñado un espectáculo específico para la ciudad: El comienzo y el final serán con los colores rojo y blanco de Gijón. Es un espectáculo diseñado enteramente por ordenador y digital cien por cien. Incluso, hemos hecho simulaciones por ordenador, explicó ayer el gerente de la empresa, durante la presentación del espectáculo, en la que estuvo acompañado por el concejal de Educación, Cultura, Juventud y Festejos, Carlos Rubiera.

Los principales números de la noche de los fuegos son los siguientes: se dispararán 17.000 unidades pirotécnicas divididas en 62 actos o figuras. Para ello serán necesarias 1.960 órdenes de lanzamiento, que se realizarán por ordenador, para una mayor sincronización y seguridad. Se estima que el espectáculo dure 27 minutos en los que se quemarán 1.284 kilos de pólvora y el público podrá ver en el cielo gijonés hasta 16 colores diferentes.

José Manuel Fernández indicó que son juegos pirotécnicos muy trabajados y presentarán en Gijón figuras realmente novedosas. Algunas de ellas son una cara sonriente que se vuelve triste -la cara de la tradicional pegatina de "Nuclear, no gracias"-, una nube dorada con estallidos de fondo, flores japonesas de cuatro pétalos, el "fantasma" -palmera que aparece y desaparece-, dobles palmeras, colas de caballo sobre las bahías de San Lorenzo y Poniente, grandes palmeras y la descarga final. El elemento más potente previsto para este espectáculo, el de las palmeras gigantes, llega hasta a 250 metros de altura, con un campo de fuego de 60 metros de diámetro, es decir, la copa de la palmera llega a los 280 metros de alto.

Para acoger todos estos elementos de disparo y también para mayor perspectiva del público que lo sigue en la playa de San Lorenzo -la situación más frontal hacia el espectáculo es la de la playa de Poniente-, Pirotecnia Pablo decidió ampliar de los once puntos de disparo del año pasado a 21 para esta ocasión. Además, dispondrá el material en 186 metros lineales, en lugar de los 140 de 2012. Eso nos da una perspectiva más horizontal y ganarán los espectadores que se sitúen en San Lorenzo, explicó José Manuel Fernández.

Aunque esta firma canguesa lleva disparando los fuegos artificiales de Gijón en los últimos tres años, José Manuel Fernández indicó que llevamos muchos años trabajando en Gijón, más de 30 años disparando aquí. Este año, al contrario que en otras ocasiones, no tuvimos la oportunidad de dedicar el espectáculo a ningún tema y por eso en este año nos centramos en los efectos y la gama de colores.

El Restallón

Pero Pirotecnia Pablo no sólo se encargará de la noche de los fuegos, sino que también disparará mañana, a partir de las dos y diez de la tarde, el Restallón, en el Campo Valdés. En esa ocasión se quemarán 150 kilos de pólvora para un estruendo que durará entre seis minutos y medio y siete minutos. En esta ocasión, habrá un predominio del color rojo, ya que el blanco lo aportarán las propias explosiones, añadió José Manuel Fernández.

Esta empresa asturiana, ganadora de numerosos premios internacionales, como los de Valmontone (Italia) en 2011 y 2012, ganó el concurso abierto por el Ayuntamiento de Gijón para ocuparse del Restallón, la noche de los fuegos y la noche de San Xuan. Carlos Rubiera dijo que a este concurso concurrieron ocho empresas, ganando la canguesa por un margen muy pequeño a las pirotecnias Zaragozana y Ricardo Caballer. El precio máximo era de 50.000 euros, pero se adjudicó en 44.500 euros los tres espectáculos, por lo que el concejal dijo que, sin merma en la calidad, hemos conseguido en los últimos años una rebaja sustancial, pues en 2010 se invirtieron 60.000 euros.

Que Pirotecnia Pablo sea una empresa asturiana no es un punto a valorar en el concurso, pero nos alegramos que se lo haya llevado. Ha conseguido numerosos premios y es una de las principales firmas pirotécnicas internacionales. Además, siempre diseña unos espectáculos específicos para Gijón y nos presenta numerosas novedades, apuntó Rubiera, quien se mostró convencido de que la noche será un éxito.

Fuente: elcomercio.es

Noticias