Más grande que nunca la clausura de la guelaguetza en Oaxaca
Más grande que nunca la clausura de la guelaguetza en Oaxaca
July 31, 2012 0 Comments

Ante miles de oaxaqueños, turistas nacionales e internacionales, los pueblos indígenas del estado de Oaxaca cerraron con broche de oro 80 años de mostrar sus tradiciones y cultura a través de la Guelaguetza.

Desde el Cerro del Fortín, el sonido del caracol que acompañaba la chirimía anunciaba que la máxima fiesta de los oaxaqueños está más vigente que nunca, igual de colorida que siempre y más grande que los grupos que intentaron boicotearla.

Entre las volteretas de las Chinas Oaxaqueñas, el casorio de los mazatecos de San Jerónimo Tecoált, los sones mixes de Santa María Tlahuitoltepec, El Palomo Miahuateco, el Fandango Mitleño, sones y jarabes de Rancho Gubina de Unión Hidalgo, se abrió paso la última presentación de la octava lunes del cerro.

La tarde noche se asomó con los sones y jarabes de Tlaxiaco, Danza de la Pluma de San Bartolo Coyotepec, el jarabe usileño de San Felipe Usila, Boda Chatina de Santos Reyes Nopala, llegó la fiesta titular Sa’a Guidxi de Santo Domingo Tehuatepec y una rendida de culto de San Sebastián Tutla.

Cuando las miles de almas estaban a punto de reventar de alegría, entre la Rotonda de las Azucenas aparecieron las bellezas tuxtepecanas con su inigualable Flor de Piña, que a decir de su creadora, la profesora Paulina Solís Ocampo, se creó exclusivamente para la Guelaguetza.

En medio de la explosión de los juegos pirotécnicos que iluminaron la Verde Antequera, el maestro Wulfrano Marín Luna, sus sones, chilenas y el Carnaval Putleco, cerraron con broche de oro la celebración del 80 Aniversario de la Guelaguetza.

La máxima fiesta de Oaxaca concluyó con saldo blanco, en medio de entusiasmo y alegría de aquellos que disfrutaron la música y danza de los oaxaqueños.

El auditorio tuvo lleno total y decenas de personas se mantuvieron en las inmediaciones del lugar, con la esperanza de lograr pasar y deleitarse con las costumbres y tradiciones de las ocho regiones de la entidad.

Miles de turistas fueron testigos de la celebración de la Guelaguetza, que en su 81 aniversario promete regresar con mayor alegría y entusiasmo, para el disfrute de propios y extraños.

La Guelaguetza concluye, pero sigue la fiesta con sus ferias y la hospitalidad que brindan los oaxaqueños en cada rincón de la entidad.

Noticias