Pirotecnia sólo en manos responsables
Pirotecnia sólo en manos responsables
January 18, 2013 0 Comments

Ya pasaron las fiestas de fin de año, pero un hecho subsiste: qué hacer con la pirotecnia. Otra vez, y aunque fueron menos, hubo que lamentar decenas de personas heridas, en su gran mayoría niños, con lesiones físicas por el uso de estos artefactos explosivos.No quedan dudas de que los actuales elementos que se ponen a la venta son mucho más seguros que años atrás. Pero también hay que destacar que los riesgos se mantienen y que afectan especialmente a gente que no toma conciencia del peligro que generan sobre todo en niños por el descuido o la falta de responsabilidad de los padres. Paralelamente, las advertencias que parten desde las campañas oficiales no rinden los objetivos buscados.Frente a ese panorama, es necesario considerar el problema desde otra óptica: la de prohibir directamente la venta de pirotecnia al público en general. Una decisión que ya han adoptado algunos países, como es el caso de Chile, Estados Unidos, España y Holanda y que en la Argentina en los últimos meses se multiplicaron, alcanzando a ciudades como Bariloche, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Florencio Varela, Río Tercero, Coronda, Casilda, Granadero Baigorria, Bahía Blanca y la ciudad de Neuquén. Así lo señala un diputado radical en un proyecto que, sobre el tema, ha presentado en la Legislatura provincial.El legislador propone la prohibición de utilización, tenencia, acopio, exhibición, fabricación para uso particular y expendio al público de pirotecnia y cohetería, sea ésta de venta libre o no y de elaboración autorizada, y fija multas importantes para quienes infrinjan la norma legal una vez aprobada. Adviértase que la prohibición "absoluta alcanza a la venta particular, razón por la cual admite la utilización por parte de autoridades responsables, como sucede, por ejemplo, en la Fiesta Nacional de la Vendimia, en las fiestas departamentales, en uniones vecinales y hasta inclusive en fiestas familiares, con el debido control por parte de los conocedores en la materia. Además, por la fecha de presentación del proyecto, hay tiempo suficiente para debatirlo, realizar las consultas pertinentes incluyendo a países que ya han adoptado una medida similar y fijar las pautas correspondientes a los efectos de que sea realmente efectivo.No se trata entonces de prohibir por prohibir, sino de evitar las tristes consecuencias que se repiten a raíz de la utilización de pirotecnia a manos de gente que no sabe o no toma conciencia de los riesgos.

Fuente; Mirador

Noticias