Representan la Chispa de la Revolución en Valladolid, Yucatán
Representan la Chispa de la Revolución en Valladolid, Yucatán
June 04, 2015 0 Comments

VALLADOLID.— Ante la presencia del gobernador del Estado, Rolando Zapata Bello, y autoridades civiles y militares, como cada 3 de junio, se llevó al cabo la representación de la Primera Chispa de la Revolución.

Esta ocasión participaron más de 600 actores, los cuales empezaron a llegar desde temprano para ocupar los lugares asignados por Martín Pérez Dzul, director y productor.

Como cada año, los hombres con traje y mujeres con vestidos largos llamaron la atención, al igual que los autos clásicos que recorrieron el centro de la ciudad.

Los campesinos, que preparaban la revuelta por la opresión en la dictadura de Porfirio Diaz, no se quedaban atrás y también fueron el centro de las miradas.

Con vestimentas de manta y antorchas en mano anunciaban lo que estaba por ocurrir esa madrugada.

Uno de los momentos más representativos de la noche fue cuando los campesinos recibieron la vista del entonces candidato a la presidencia Francisco I Madero, quien les habló de la tiranía de Diaz y los invitó a unirse a su movimiento, el cual cada vez tenía mas auge.

Según la historia de Valladolid, fue la madrugada de un 4 de junio cuando ocurrió el levantamiento en armas de los hombres comandados por Maximiliano R. Bonilla, Miguel Ruz Ponce y Atilano Albertos, entre otros.

Cuando el entonces gobernador, Enrique Muñoz Aristegui, se enteró de la revuelta, envió a su mejor hombre, el jefe de la Policía, Luis Felipe de Regil, para apasiguar a los rebeldes, pero éste fue apresado y asesinado por la gente que ya estaba enardecida.

Tras ese acontecimiento, soldados de las fuerzas federales viajaron en tren hasta Valladolid y se enfrentaron con los campesinos.

Estalla la Revolución

Al final del enfrentamiento las fuerzas federales tenían dominada la situación, pero fue entonces cuando al fin estalló la Revolución Social Mexicana.

El simulacro estuvo ambientado por un gremio, panaderos y dulceros ataviados a la usanza de la época, que coincidían en la calle, al mismo tiempo que las damas y caballeros de la sociedad que solían caminar tranquilamente en Valladolid.

Al finalizar el simulacro, el cual duró poco más de ima hora, se interpretó el Himno a Valladolid y el Himno Nacional Mexicano.

El evento concluyó con una lluvia de juegos pirotécnicos sobre el parque principal.

Tras el evento, el alcalde Roger Alcocer García ofreció una cena al gobernador y su comitiva, y para algunos invitados especiales, en el Cenote Zaci.— Juan A. Osorio O.

Fuente: Diario de Yucatán

Noticias