Una noche de hogueras y fuegos artificiales
Una noche de hogueras y fuegos artificiales
November 04, 2012 0 Comments

¿Qué es lo que puede hacer salir de casa a un montón de gente en el Reino Unido en una fría noche de noviembre?

La respuesta es el fuego y no es sólo para calentarse.

Bonfire Night o la noche de las hogueras

Cada 5 de noviembre o el fin de semana más cercano a esa fecha, muchos lugares del Reino Unido y la ciudad de Londres entre ellos, se llenan de hogueras, de petardos y de fuegos artificiales.

La gente se reúne en los parques cercanos, en los que aparecen siempre puestos de manzanas de caramelo, de algodón, y a los niños se les deja que se acuesten un poco más tarde. Es una noche para pasar en familia o con amigos, pero siempre alrededor de la pólvora.

En Londres, los parques más grandes organizan grandes montajes de fuegos artificiales y atraen multitudes, algunos son gratuitos pero otros no.

Este año decidimos pagar e ir a uno de los lugares más famosos: Battersea Park, en la orilla sur del Támesis, donde se encendió la tradicional hoguera y después se hizo un castillo de fuegos artificiales a ritmo de algunas canciones famosas.

Un hombre llamado Guy Fawkes

Pero el origen de tanto fuego y tanta pólvora, no tiene nada que ver con la pacífica noche festiva que ahora se celebra.

Data de 1605, cuando un hombre llamado Guy Fawkes fue encarcelado y condenado, junto a otras doce personas, por planear un complot que buscaba matar a un rey que se había caracterizado por su apoyo continuo a los sectores protestantes del país.

Les pillaron con decenas de barriles de pólvora escondidos en los bajos del Parlamento, con la intención de volar el edificio e instaurar un gobierno católico, de ahí que el suceso haya pasado también a la historia como la Conspiración de la pólvora.

En los años que siguieron, el gobierno buscó maneras de rememorar la suerte de los traidores para mostrar ejemplo y que el suceso no se volviese a repetir. Así, se comenzaron a dar sermones anuales que, en la mentalidad popular, se convirtieron en poemas que todavía perviven.

Y en las hogueras se quemaban, y se siguen quemando, figuras hechas con ropas viejas y otros materiales inflamables representando al traidor Fawkes.

Guy Fawkes se transforma en V

Alan Moore, en su serie de comics V de Vendetta, se inspiró en Guy Fawkes para su personaje central pero quitándole toda su connotación religiosa. En sus comics y en la película que se hizo de ellos, V lucha contra el fascismo en una Gran Bretaña del futuro y, según la intención original, acaba haciendo saltar el Parlamento por los aires.

Así que, más de cuatrocientos años después, Guy Fawkes, o mejor la imagen de la máscara que creó de él Alan Moore, se ha convertido en todo un símbolo para aquellos que aspiran a derrocar el poder, sea político o económico, y se encuentra por todo el planeta. Da igual que sea Londres, Nueva York o Madrid, la máscara casi caricatura de Guy Fawkes llega incluso a lugares que nunca supieron quién fue.

Fuente: http://www.notasdesdealgunlugar.com

Noticias